eTwinning, todo empezó en Linz...

martes, marzo 14, 2006

Compartir un lujo

Quiero compartir con vosotros lo que a mi me ha parecido un lujo.
En Gijón ha dado un par de conferencias el ensayista José Antonio Marina. Estaban destinadas al alumnado de segundo de bachillerato, familias y profesorado en general.
El motivo, es que su libro " La inteligencia fracasada" es de lectura obligada para la PAU.
Como un inciso, dire que recomiendo el libro; hace una reflexión sobre la causas de la estupidez humana con bastante rigor y al mismo tiempo amena.
Las conferencias fueron todo un éxito de público y de satisfacción por parte del mismo. Nuestros "terribles enfants" mantuvieron la compostura de forma admirable, participaron en el coloquio posterior y en definitiva se involucraron.
Es de destacar que al escritor, durante muchos años profesor de filosofía en Secundaria, el dominio del auditorio estudiantil se le notaba; la conclusión podría ser, por tanto, que la profesión deja "impronta".
El "lujo" fue doble porque tuve ocasión de compartir una agradable conversación con él, en una cena para un grupo de 4 personas, la velada no pudo ser más interesante.

Vaya ahí mi aportación al tema de los libros y al de lo positivo que el mundo de la enseñanza tiene, todo junto en una especie de dos por uno.

Si alguien ha leído algo sobre este autor, agradecería comentarios y si no lo ha hecho también.

7 Comments:

  • Gracias María Piedad por la recomendación.
    No he leído nada del autor, pero me ha gustado lo que escribes de la obra. Intentaré encontrarla aquí.
    ¿será verdad que los humanos hemos perdido mucho del potencial que se nos tenía reservado?
    A veces pienso que sí, que en el camino hemos perdido algo. Especialmente en este mundo de la enseñanza. Bien por actitudes cicateras o por miedo a no conservar nuestro puesto en la palestra, hay ocasiones en las que no dejamos que capacidades ocultas se desarrollen totalmente.
    Y es que estamos como encorsetados en las programaciones, en las planificaciones de centro. Por ello, de vez en cuando se nos despistan esos cerebros que no son ni los super-dotados, ni los listillos.
    Curiosamente, cuando nos dan una herramienta como eTwinning, afloran un montón de ideas válidas.¡a las pruebas me remito con todos vuestros proyectos!
    Si nos permitieran un poco más de libertad y algunos personajes menos en las aulas, como en Finlandia según El País de hoy, podríamos acceder a todas las cabecitas locas.
    ¿qué pensais?
    Abrazotes

    By Blogger caluad, at 10:19 p. m.  

  • Para Valentina y todos los interesados:
    Si en GOOGLE escribís "Jose Antonio Marina" podéis ver varias entrevistas al escritor y haceros una idea de sus posturas.
    Uno de los ejes centrales es que la inteligencia guía el comportamiento.
    En relación con el número de alumnado en las aulas, tener 30 en los bachilleratos, és excesivo, pero con alevosía en materias como idiomas, CAM etc que se supone son prácticas.
    Saludos.
    Un saludo.

    By Blogger María, at 3:50 p. m.  

  • Gracias María por tu apunte, por supuesto que buscaré información sobre el autor. Pienso sinceramente que ser profesor es algo maravilloso pero que efectivamente nos encorsetan demasiado y no nos dejan desarrollar todo nuestro potencial con el consiguiente perjuicio para nuestros alumnos. Pero es que al mismo tiempo, la sociedad en la que vivimos potencia otros valores totalmente negativos para conseguir una buena educación,un buen aprendizaje, y como consecuencia, un buen desarrollo de la inteligencia. Porque, no sé si he entendido bien, el autor presupone la inteligencia como guía para el comportamiento; yo soy de la opinión que las personas no nacemos ni más ni menos inteligentes: nacemos con unas capacidades genéticas que se deben desarrollar porque sino se pierden. Por tanto, es fundamental una buena educación, un buen ambiente, estímulos de todo tipo......
    Es curioso, suele ser tema de conversación en los coches. Ya sabéis que yo todos los días voy a Lerma a 40 km de Burgos con más compañeros y nos contamos nuestras cosas, se crea un buen ambiente y ya os digo, éste suele ser un tema de conversación y de discusión.
    Un saludo,Carmen

    By Blogger Carmen, at 6:45 p. m.  

  • Yo más bien opino que hay diversos tipos de inteligencia. No sólo la matemática, sino la de la expresión, la artística la del movimiento espacial.
    Naturalmente para que todos podamos desarrollar lo que genéticamente hemos recibido, tendremos que saber primero cuál es nuestra inteligencia.
    Ahí es donde verdaderamente falla la sociedad. Se ha buscado un modelo standard de inteligencia y todo el que no coincide con esos parámetros, no es inteligente.
    La diversidad supone, por supuesto, un tremendo esfuerzo por parte de todos para atender todas las necesidades de formación. Esfuerzo e inversión de capital.
    Por eso, lo más fácil y sencillo es homogeneizar a todo el personal.
    Y así somos o no inteligentes en tanto en cuanto entramos en la cuadrícula general.
    Estoy absolutamente de acuerdo con Carmen cuando dice que la estimulación y la provisión de experiencias formativas modela nuestra forma de percibir la realidad. Aunque no estoy segura de que sean factores esenciales a la hora de evaluar nuestra inteligencia.
    No sé, quizás un comentario no es el espacio para este debate, que me parece interesantísimo.
    Yo me he soltaod aquí un rollo de padre y muy señor mío y no sé si he dicho todo lo que quería expresar.
    Si hay más interesados en la discusión sobre la inteligencia podríamos hacerlo mediante entradas y no comentarios.
    María Piedad, he leído algunas de las entrevistas y estoy buscando aquí la obra porque creo que para hacerme una idea mejor, necesito más material.
    Ya dejo de daros la lata.
    Abrazotes.

    By Blogger caluad, at 9:30 p. m.  

  • En otra de las conferencias se trató el tema del Desarrollo cognitivo y aprendizaje.
    De un modo quizás demasiado conciso, se podría decir que la inteligencia, en su mayor parte es fruto del aprendizaje o de la cultura. El potencial inicial cuenta, pero no tanto como su desarrollo posterior.
    Los aprendizajes despliegan estrategias que permiten seguir avanzando cada vez mejor. Cuanto más sabemos más capacidad tenemos para aprender.

    ¿Qué miden los tests, la inteligencia o la formación?
    Un niño de 5 años, criado en ambientes poco estimulantes y no escolarizado, obtendría unos resultados muy bajos en tests de inteligencia.

    Saludos.

    By Blogger María, at 11:14 p. m.  

  • De acuerdo con eso, los individuos que hubieran nacido y se hubieran criado en entornos menos favorecidos, nunca alcanzarían un nivel cognitivo elevado. Lo cual, propiciaría una enorme diferencia entre las personas.
    Desgraciadametne eso ocurre en la realidad. He podido comprobar que los estudiantes que proceden de medios con más recursos saben apreciar más y aprovechan mejor cualquier tipo de iniciativa.
    Entonces, pues, el reto para los profesionales de la enseñanza es llegar a motivar a todos, para que de esa forma la desigualdad que se da en la realidad disminuya.
    Pero estareis de acuerdo conmigo en que a veces resulta casi imposible.
    En mi instituto tenemos un gran número de inmigrantes a los que se da todo tipo de apoyo y ayuda. Pues bien, siempre hacen panda con los elementos más disruptivos.
    ¿Hay soluciones viables? No me valen ya los consejos sobre la integración, la comprensión, etc,etc. Pregunto ¿hay alguna fórmula buena?
    Me parece muy interesante todo esto y me gustaría que se abriera un debate más amplio.
    Abrazotes.

    By Blogger caluad, at 4:38 p. m.  

  • Hay un problema, no sólo tienen menos información y menos desarrollada su inteligencia, el problema principal es la falta de motivación para querer aprender.
    Nosotros tenemos pocos emigrantes, algunos saharauis que si iontentan hacer algo y aprender algo (quizás motivados por las familias españolas) pero tenemos dos hermanos marroquies y se niegan a aprender nada. Todos los recursos utilizados con ellos son despreciados y desaprovechados.
    ¿Qué hacer para que aprenda algo si no quiere hacerlo y la familia no lo apoya?
    Problema de oferta y demanda: Nosotros ofrecemos algo que ellos no demandan. ¿Quien ha de cambiar? Ellos aprendiendo e integrándose en nuestra cultura o nosotros enseñando otro tipo de cosas.
    Y esto se va generalizando tambien a los alumnos normales ¿por qué ahora no se motivan con algo que hace cinco años si lo hacía con otrdos alumnos?

    By Blogger Miguel Roa, at 5:22 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home